Mundo App, Últimas Noticias

Análisis de la versión móvil de Facebook… Rendimiento optimizado de lejos

Facebook es la red social por defecto. Cualquier persona en el mundo tiene Facebook, y eso es algo curioso teniendo en cuenta lo malísima que es la aplicación de Facebook para Android. Es por todos sabido que la aplicación de Facebook para nuestros smartphones está mal optimizada, consume una cantidad ingente de recursos y disminuye el rendimiento de nuestro Smartphone en hasta un 20%. Nosotros hemos sido de los que usan la aplicación de Facebook en nuestro smartphone, pero hemos probado la versión web y no volvemos a la app.

Hemos leído mucho sobre el tema, hablado con otras personas e investigado sobre al asunto. La aplicación de Facebook es horrible, todo el mundo coincide en eso, pero es que si la juntas con Facebook Messenger ya apaga y vámonos. Muchas personas dicen que lo mejor es usar Facebook desde el navegador. Hemos desinstalado Facebook Messenger y Facebook, y he empezado a usar m.facebook.com desde Google Chrome. Les cuento nuestra experiencia.

Experiencia usando Facebook en el navegador

Para que se hagan una idea, tengo un Samsung Galaxy S7 edge. No es un teléfono cuyo rendimiento sea malo, para nada, y tampoco es que de batería esté flojo. Todo lo contrario. Sin embargo, Facebook y Facebook Messenger van lentos en mi teléfono. Esos pequeños lags, los tirones que hay cuando pasas de una app a otra… incluso el propio teléfono va más lento con la aplicación de Facebook instalada. Me daba rabia que un S7 edge nuevo fuese así, así que desinstale las dos apps.

Me fui a Chrome y añadí una acceso directo a Facebook a mi escritorio, y empecé a usar Facebook. Los primeros días me costaba acostumbrarme, sobre todo por lo de deslizarse entre pantallas. En la versión web no puedes, pero poco a poco me he acostumbrado a pulsar los iconos de la parte superior, no hay problema. Pero una vez superé eso, les digo que fue cuestión de media hora, la mejora es sustancial.

Mejor rendimiento, pero de lejos

La versión móvil de Facebook se mueve con total fluidez. No hay problemas a la hora de cargar las noticias de mis contactos, ni de acceder a publicaciones ni nada de nada. Toda la plataforma se mueve rápido, puedes reproducir GIFs si pulsas sobre ellos, ver vídeos –e incluso descargar los que te gusten– e interactuar con tus contactos dando likes o añadiendo reacciones.

Pero es que además noto una mejora hasta en lo que es el sistema. Las animaciones son más fluidas, el sistema operativo se nota menos tosco y ya no hay esos micro tirones que había antes. Todo se mueve como se tiene que mover un teléfono de 800 euros, para qué engañarse. El caso es que con Facebook eso no pasaba. La aplicación móvil de la red social lastra mucho el rendimiento de los teléfonos, y solo necesitas un par de días para verlo.

Mejora muy importante de la batería

Aunque sin lugar a dudas, donde más he notado la mejora del rendimiento es la batería. Facebook y su hermano Facebook Messenger son dos vampiros de batería. Antes de empezar este experimento hice un par de mediciones, y llegaba a 5 horas de pantalla y tenía que cargar el teléfono por la noche. Algo a lo que estaba acostumbrado después de tener un LG G3 que a duras penas llegaba a las ocho de la noche.

Durante esta semana, tras haber desinstalado Facebook, he llegado a hacerle 6 horas de pantalla al móvil y dejarlo en un 30-35% por la noche. La batería mejora, y mucho. No hay tantísimos wakelocks, el teléfono entra en deepsleep mucho antes –algo a lo que Nougat ayuda– y no tengo que preocuparme de tener que estar cerrando la app a cada momento.

Esto también me ha servido para otra cosa, y es para darme cuenta de lo sobrevalorado que está Chrome y lo infravalorado que está el navegador que Samsung trae por defecto. Este último es mucho más liviano, más fluido y consume mucha menos batería. Dadle una oportunidad.

No he perdido funciones

Gestiono varias páginas desde mi perfil, y en ningún momento he notado que me falten funciones. Todo lo tengo a mano, igual que en la aplicación móvil, y funciona perfectamente. Puedo gestionar las publicaciones, puedo ver las estadísticas, puedo compartir contenido… no me falta absolutamente de nada. En el ámbito personal, menos hacer directos –algo que no uso– puedo hacer todo, por lo que me falta de nada.

Eso, para una persona que trabaja en redes sociales, es fundamental. No solo no pierdes nada de la parte personal sino que tampoco la pierdes de la parte profesional. Lo único que puedo echar de menos es Facebook Messenger, y no para hablar con mis amigos porque para eso uso otras herramientas, sino para gestionar clientes. Afortunadamente es algo que puedes solucionar usando Messenger Lite o el ordenador. No me ha supuesto un problema. Lo que sí es pesado es que cada vez que pulsas el icono de Messenger te lleve a Google Play para descargarlo. Es desesperante.

Conclusión

Estas tardando en desinstalar la app de Facebook oficial y usar el navegador para acceder. Vas a notar el cambio una barbaridad. Y si alguno dice que uses Metal, Folio, Swype… no lo hagan. He probado todas, e incluso Metal, que todos dicen que es la mejor, nos consumía 230 MB de memoria RAM. El navegador de Samsung me consume cuatro veces menos, me gasta menos batería y me ofrece exactamente lo mismo.

Los invitamos a que hagan la prueba y juzguen ustedes mismos. Nosotros tenemos muy claro que hasta que Facebook no cambie su aplicación móvil y haga que funcione bien y merezca la pena no volvemos.

No te olvides compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection.