Últimas Noticias

Como fotografiar con tu smartphone trazos de luz como profesional

La fotografía en los smartphones ha evolucionado muchísimo en muy pocos años. Al día de hoy, los smartphones son capaces de sacar fotografías cuya calidad se asemeja muchísimo a la de las cámaras réflex. Lo mejor es que, por fin, los teléfonos cuentan con un modo manual que nos permite configurar la cámara con los parámetros que nosotros queramos. Eso nos da mucho margen para jugar con la luz y los efectos, y hoy vamos a aprender a hacer un tipo de fotografía llamada Light Trail.

Seguramente no nos suene el nombre técnico, pero es algo que habrán visto muchísimo en Instagram. Se trata de hacer una foto en la que se ve el trazado que ha realizado una luz en movimiento como, por ejemplo, las luces de un auto al pasar por una carretera. Hacer este efecto es mucho más sencillo de lo que parece, y solo necesitamos conocer el truco.

Cómo fotografiar rastros de luz con tu smartphone Android

Lo primero que necesitas es un teléfono que tenga modo manual. Es completamente necesario, porque tenemos que modificar la velocidad de obturación para ponerla más lenta. También es recomendable tener un trípode para smartphone, porque si tomamos este tipo de fotografía con nuestras manos, nuestro propio pulso hará que la foto salga borrosa. Si no tienes un trípode, busca una superficie plana y estable donde puedas dejar el teléfono quieto. Dicho esto, vamos con la parte más técnica.

Este tipo de fotografía usa el mismo procedimiento que usamos al hacer lightpainting. Simplemente tenemos que configurar la cámara para que el obturador se quede abierto durante más tiempo, capturando no solo más cantidad de luz sino el trazado que esta hace. Por eso el resultado es tan vistoso cuando se fotografía una carretera de noche, porque las luces traseras y delanteras de los coches están en movimiento y dejan un bonito rastro. Espera a que se vaya el sol y busca un sitio bonito.

Configurando la cámara

Lo primero que tienes que hacer es poner el enfoque en manual. De esa forma, cuando pase la luz, el foco se mantendrá donde tú lo hayas dejado. Si lo dejas en automático, en enfoque se moverá a donde haya más luz, y la foto no saldrá como quieres que salga. Enfoca a donde esté el sujeto de la imagen, que puede ser, por ejemplo, un coche pasando por una carretera.

Ahora tienes que poner una velocidad de obturación lenta. Esta se mide en fracciones de segundo. Mi recomendación es que cronometres cuando tiempo tarda en suceder la escena. Me explico. Si estás fotografiando a los coches pasar por una curva, lo suyo es que cronometres cuánto tardan en completar dicha curva. Si tardan 5 segundos, de nada sirve poner una velocidad de obturación de 30 segundos, porque entonces se estropeará la escena.

Finalmente, toca configurar la ISO. La gente te dirá que pongas la ISO al mínimo para que la escena salga más nítida, pero nosotros te vamos a dar otro consejo. Pon la ISO un poquito más alta (400), y baja la velocidad de obturación. De esa forma, la escena seguirá saliendo nítida, pero los rayos de luz que has capturado saldrán más brillantes. Por último, mejor pon el temporizador, así evitas que la cámara se mueva cuando pulses el botón de disparar. En resumen:

  • Trípode
  • Enfoque en manual.
  • Velocidad de obturación lenta.
  • ISO a 400.

Ahora solo tienes que ir probando en diferentes escenas y condiciones de luz. La fotografía, como cualquier arte, es solo una cuestión de práctica. Si tienes un teléfono que permita modo manual –o, en su defecto, una cámara réflex–, no dudes en poner este truquito a prueba, porque el resultado es realmente atractivo.

No te olvides de compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection