Alerta Geek, Últimas Noticias

Video: Ingeniero construyó su propio iPhone comprando partes en China

El desarrollador Scotty Allen solía ser un ingeniero en Silicon Valley, pero ahora está pasando su tiempo viajando por el mundo haciendo cosas. Allen actualmente está pasando su tiempo en Shenzhen, China, donde hizo su propio iPhone comprando las partes en los mercados de Huaqiangbei, donde todo tipo de partes de smartphones están disponibles. Allen escribió sobre el proceso de adquisición de estas piezas y filmó el proceso.

Se inspiró para hacer un iPhone entero cuando estaba en un asado de barbacoa en China con gente que está interesada en la electrónica como él, cuando alguien le dijo: “Me pregunto si alguien podría construir su propio smartphone”. Cuando se puso en la búsqueda, no estaba seguro si los comerciantes locales les venderían las partes. Eventualmente, aunque con unos pocos contratiempos, fue capaz de construir un iPhone completamente funcional.

Allen eligió hacer un iPhone 6S en lugar del iPhone 7 más reciente por dos razones: en primer lugar, ya poseía un 6S por lo que haría una comparación más fácil. Más importante, sin embargo, las partes del iPhone 7 son más difíciles de encontrar en los mercados. Allen sospecha que esto es simplemente porque el iPhone 7 acaba de salir en septiembre de 2016, ya que las partes tienden a venir de teléfonos reciclados o rotos, el mercado para ellos no se ha expandido mucho todavía.

Para hacer el iPhone, Allen utilizó cuatro partes básicas: pantalla, shell, batería y placa lógica. Allen dijo que el teléfono en sí tenía partes por valor de unos 300 dólares. Para la comparación, un iPhone 6S de Apple comienza en 549 dólares.

Para la pantalla, Allen compró una pantalla rota y la hizo desmontar y volver a montar con piezas nuevas. Allen no fue capaz de soldar su propia placa lógica, ya que el TouchID no funcionará si cambia el sensor, por lo que acaba de comprar una tarjeta completa, con un sensor. También dijo que la batería era fácil de encontrar y lo adquirió al precio módico de unos 5 dólares.

Compró la parte posterior de color rosa que tenía un logotipo de Apple, “pero cero marcas de láser dentro y por fuera, así que estamos bastante seguros de que no es de un teléfono usado”,. Las aventuras de Allen lo llevaron a decenas de tiendas e incluso a una escuela de reparación de smartphones. Allen dijo que piensa que cualquiera que vea su video y que tenga suficiente paciencia puede hacerlo también.

“Nunca pensé en lo que sucede cuando me deshago de un teléfono”, dijo Allen en el video. “Creo que muchos de ellos terminan aquí, desmontados por partes o vueltos a ensamblar y convertidos en buenos teléfonos”

Sin duda la aventura de Allen es algo que muchos soñamos, poder fabricar nuestro propio smartphone, sin duda este video quedara para la historia, ahora podemos decir que cuenta con un verdadero smartphone personalizado.

No te olvides de compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection

,