Alerta Geek

¿Tu Smartphone se calienta demasiado?… Puede ser por estas causas

Nuestro smartphone no siempre se encuentra a la misma temperatura. Seguramente te hayas dado cuenta de que, cuando estás jugando o usando aplicaciones pesadas, el teléfono se calienta mucho. Eso no es que sea malo, pero tampoco es demasiado bueno para el dispositivo, ya que es recomendable tenerlo siempre a una temperatura estándar. Si notas que tu teléfono se calienta demasiado, es posible que sea por alguno de los factores que vamos a contar.

¿Por qué no es del todo bueno que nuestro smartphone se caliente demasiado? Grosso modo, podemos decir que el calor desgasta nuestro equipo si este no se enfría lo suficientemente rápido. A diferencia de un computadora, un teléfono móvil no tiene ventilación, por lo que el calor no se va con la misma facilidad. Esto es algo que tenemos que tener en cuenta, y ahora sabrán porqué.

Estás usando una funda no oficial o de mala calidad

Todos estamos de acuerdo en que las fundas de los fabricantes son muy caras, pero más caro es reparar el teléfono si se malogra algún circuito interno, ¿no? Los teléfonos móviles están diseñados para que el calor se disipe de la forma más eficiente posible. La única forma que un teléfono tiene para enfriarse es transmitiendo, a través de su cuerpo, el calor al exterior.

Si esa única vía de refrigeración la tapamos con una funda de silicona, que entre otras propiedades, es muy resistente al calor, lo que estamos haciendo es que el calor se quede dentro del teléfono. Eso afecta a todo el conjunto del terminal, pero sobre todo a la batería, que se desgasta con mayor rapidez, lo que genera aun más calor. Si vas a usar una funda, invierte dinero en ella y cómprate una buena.

Cuidado con los juegos y las apps

Si eres un heavy user de juegos y aplicaciones, ya te habrás percatado de que la temperatura del teléfono sube cuando le das un uso continuado. Los juegos con gráficos muy altos, como Bullet Force o N.O.V.A 3, ponen nuestro teléfono a máxima potencia. Eso hace que el procesador se mueva con mayor rapidez, lo que genera calor. Si notas que tu teléfono se calienta más de la cuenta, intenta controlar el uso que haces de estas apps.

Por otro lado tenemos las aplicaciones en segundo plano. Apps como Facebook, Facebook Messenger, Instagram, Snapchat e incluso algunos juegos se quedan consumiendo recursos aunque no las estemos usando. Si detectas que tu teléfono está caliente, comprueba qué aplicaciones se ejecutan en segundo plano y, llegado el caso, ciérralas. El problema de esta solución es que es temporal, ya que estas apps en concreto se volverán a abrir pasados unos minutos. Los juegos, sin embargo, no.

No uses cargadores no oficiales

Esto todos lo hemos hecho alguna y es fatal para nuestro dispositivo. Cuando abrimos la caja de nuestro teléfono nos encontramos con un cargador. Ese cargador está diseñado para ser usado con nuestro teléfono, cuya batería requiere de una potencia determinada, ni más ni menos. Si usamos un cargador que no sea el oficial, aunque sea de otra marca buena, podemos estar metiéndole a nuestro teléfono más potencia de la necesaria, lo que hace que este se caliente.

Cuando conectas tu teléfono, es el propio dispositivo –y no el cargador– el que se encarga de transformar la potencia en el voltaje de la batería. Si le estamos mandando más potencia de la que el teléfono puede asimilar, este tiene que desecharla de alguna forma, y esa forma es el calor. Usa el cargador oficial.

Cuidado con dejar el teléfono al sol

Si te pones dos horas de cara al sol te de calor, ¿verdad? Pues tu teléfono es exactamente igual. Ahora en verano tenemos más horas de sol, y si nos descuidamos y dejamos el teléfono expuesto a los rayos solares, es normal que este se caliente. La temperatura máxima a la que debe estar un terminal es de 35ºC, y si eres del sur o de la zona central de Perú sabrás que esta temperatura se sobrepasa con mucha facilidad.

Por otro lado, evita dejar el teléfono en el coche, bolso o mochila si están expuestos a la incidencia directa de los rayos de sol. Si llevas el teléfono en el bolsillo debes tener cuidado también, ya que el teléfono puede sobrecalentarse si estás recibiendo demasiado sol en los pantalones. No olvides que el calor es malo para la vida de tu batería, entre otras cosas.

En Google Play hay varias aplicaciones que te permiten controlar la temperatura del terminal. Sin embargo, si estás teniendo problemas con el calor, lo último que te interesa es tener otra aplicación en segundo plano. Simplemente sé prudente y no expongas el teléfono a altas temperaturas o cambios bruscos.

No te olvides de compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection