Últimas Noticias

¿El puerto Jack de 3.5mm está destinado a desaparecer?

No es un secreto que hay novedades en el mundo de Android que van y vienen. Funciones como la modularidad, el micro USB universal y demás han pasado por nuestras manos para desaparecer dejando paso a la innovación y el desarrollo de otras ventajas que pueden ser más beneficiosas.

El debate sobre si está bien que desaparezca el jack de 3.5 milímetros lleva abierto muchísimo tiempo. Su muerte puede que sea algo destinado, es probable, el iPhone 7 abrió el camino para ello. HTC lo ha hecho con su HTC Bolt y el audio USB pretende acabar con el. Parece que su final es inevitable. ¿Pero por qué tanto odio hacia este puerto?

Se ha hablado incluso de que el futuro Galaxy S8 estaría en duda de incorporar el puerto jack. Pero ya se habló en su momento de funciones o de componentes que estuvieron condenados a desaparecer. Unos han muerto rápido como la modularidad del LG G5 y otros están por ver, como la tarjeta SD. El jack está en el limbo, pues se lleva vaticinando su muerte desde el lanzamiento del iPhone 7.

Nos parece un error gravísimo. No entendemos la tendencia tan irracional de conseguir ahorrar ese espacio para adelgazar el dispositivo. El poco espacio de los componentes y las baterías defectuosas fueron precisamente los causantes de la caída del difunto Note7. Hay personas que aborrecen un dispositivo solo por el peso, o porque es ancho. Sí, no es cosa tampoco de tener un ladrillo en el bolsillo. ¿Pero porque a la gente no le gustan los Smartphones grandes tengo yo que comprarme un adaptador para usar mis audifonos normalmente?

No vamos a criticar a quienes esta decisión les parece buena, puesto que el avance es imparable y hay componentes que se vuelven obsoletos y dejan de ser útiles. Pero al jack de 3.5 milímetros le queda mucha vida. Solo hay que ver la complicación que resulta, por ejemplo, no poder cargar el Smartphones y escuchar música a la vez. No conozco a casi nadie que no use los audifonos para escuchar música, a excepción de esos dispositivos que se especializan en altavoces.

Creemos personalmente que el jack tardará en morir más que nada porque a las personas no les gusta complicarse la vida y menos por cuestiones de diseño que a las personas con algo más de edad les va a dar exactamente igual. Imaginen un segundo a algún familiar que quiera un tope de gama, quiera algo que le dure unos años para no tener que gastar más año por año. Y ahora, cuando se lo compra, los audífonos que siempre han usado no le valen. Y no solo eso: le dicen que para escuchar música o adquieren unos carísimos audífonos o buscarse un adaptador.

No creemos que el jack sea una locura en cuanto a espacio. Tan solo tenemos que ver ejemplos como el Moto Z: no tiene jack, y debido a su diseño ultradelgado –precioso, por cierto– no puede albergar una gran batería. Solo espero no subirnos al carro del iPhone y tener que cargar con un adaptador por el hecho de tener un equipo más delgado.

No te olvides compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection.