Alerta Geek

Permisos que damos al instalar una app y que son muy peligrosos

El mundo de las aplicaciones es enorme. Las hay de todo tipo, y claro, muchas de ellas necesitan acceder a datos personales sensibles para poder funcionar. El mayor problema viene cuando instalamos apps de dudosa confianza que recurrentemente pueden llega a pedirnos más permisos de los que realmente necesitan, para hacer “maldades” con nuestros datos o con el propio dispositivo.

Por todo esto, merece la pena tener al menos una idea de cuáles son esos permisos que usualmente concedemos a las apps que instalamos, con los cuales debes tener mucho cuidado, como ya te hemos advertido alguna vez.

Estos son los permisos que sueles conceder cuando instalas una app

Permisos para hacer llamadas, para enviar SMS de pago, para acceder a tus fotos, vídeos,…

Google Play, apps de monitoreo de consumos de batería como GSam Battery Monitor, o Telegram, suelen necesitar el permiso del teléfono, para acceder a la información del mismo. Concediéndoselo les estás permitiendo saber tu número de teléfono, ver el historial de llamadas y algo muy peligroso: hacer llamadas.

Las apps mencionadas tienen buena reputación y por tanto, son de total confianza, pero seguro que hay muchas otras que no lo son tanto y solicitan también este permiso. Sin duda, es un permiso para vigilar con especial atención, pues si se lo damos a alguna app que no debemos, nos podemos llevar una “buena” sorpresa en la factura.

Lo mismo ocurre con el permiso de SMS. ¿Cuántos usuarios en todo el mundo habrán sido engañados al instalar una app capaz de enviar mensajes para suscribirse a algún servicio de los denominados “premium”, sin tan si quiera percatarse? Algunos puede que lleven meses suscritos a cosas que desconocen totalmente, y todo por no haber revisado los permisos que concede al instalar aplicaciones.

Si les damos acceso al almacenamiento, las aplicaciones pueden acceder a la memoria del teléfono o a la tarjeta microSD para leer archivos guardados o guardar los suyos propios. Por ello, es habitual que nos lo soliciten apps de mensajería como WhatsApp o la mencionada Telegram, así como navegadores como Chrome, servicios en la nube como Google Drive, o aplicaciones de cámara.

El peligro de aceptar el permiso de almacenamiento a aplicaciones malignas ya te lo puedes imaginar: estamos autorizándolas a acceder a datos sensibles e incluso a fotos, vídeos y otros archivos privados.

Permisos para acceder a tus contactos y a tus citas

Es normal que aplicaciones de agenda puedan necesitar permiso para acceder a nuestro calendario o a nuestros contactos, pero en muchos otros tipos de apps seguramente es algo innecesario, que simplemente los solicitan para recopilar información personal.

Permisos para acceder a la cámara y al micrófono

Estos son probablemente los permisos que más controversia causan. Lo cierto es que es para pensarlo dos veces, pues con ellos autorizamos a las aplicaciones a sacar fotografías, grabar vídeos, y escuchar lo que estamos diciendo.

Como es lógico, las apps de cámara necesitan la aprobación para ambos permisos, así que es muy recomendable evitar instalar una app de cámara poco conocida o como decíamos, de dudosa reputación.

También es habitual que apps de mensajería o de redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter soliciten este permiso, pues tienen funciones para sacar fotografías y grabar.

Permiso de ubicación

Y si los permisos de cámara y micrófono son controvertidos, el de ubicación no se queda atrás. Eso de que una app pueda saber en todo momento el lugar en el que nos encontramos e incluso el lugar al que nos dirigimos, es sin duda un tema para crear un debate de varias horas.

Como ya sabrás, una de las aplicaciones más populares que solicitan este permiso es Google Maps, y como esta, todas las aplicaciones de navegación. Pero hay muchas otras aplicaciones que solicitan este servicio, y cada vez son más. Desde apps de cámara para poder clasificar por ubicación nuestras fotos, hasta apps de bancos, pasando por apps de redes sociales, apps de compraventa o apps para buscar restaurantes o lugares de ocio, todas ellas suelen pedir el permiso de ubicación.

Pero, solo por poner un ejemplo claro, ¿por qué hay juegos que quieren saber nuestra ubicación? En muchos casos es para poder mostrarnos publicidad basada en nuestra ubicación, y es lo mismo que hacen otras miles de apps que en un principio no tienen ninguna otra necesidad de saber dónde estamos, más que la de generar más beneficios.

¿Cómo puedo denegar o restringir estos permisos de aplicaciones Android?

El sistema Android cada vez facilita más la gestión y el control de estos permisos. Por tanto, en las últimas versiones, sobre todo desde Android 6.0 Marshmallow, el proceso es más sencillo. En el apartado de Aplicaciones, dentro de los Ajustes de tu Android, podrás acceder al menú de Configuración de aplicaciones –seleccionado ajustes–. Aquí encontrarás el apartado de Permisos de aplicaciones.

Podrás modificarlos individualmente por aplicación, aunque eso sí, debes tener en cuenta que según qué permisos deshabilites, la aplicación o ciertas de sus opciones pueden dejar de funcionar, como es lógico. También puedes rechazar permisos justo en el momento en el que la app los solicita, es decir, cuando usas la aplicación o ciertas funciones de la misma por primera vez.

Revisa bien los permisos cuando instales una app

En cualquier caso, el mejor consejo que te podemos dar es que revises muy bien los permisos justo antes de proceder a la instalación de la app. Si abres una app en Google Play, abajo de todo verás el apartado de “Información sobre permisos”, y se te mostrarán detalladamente todos los que requiere.

También debemos mencionar las aplicaciones que instalamos y que no están en Google Play, algo que solo es posible si habilitamos la opción de “Orígenes desconocidos” en los ajustes del dispositivo. Y si con las apps de la tienda de Google ya hay que tener cuidado, con las externas todavía más.

Al instalar un APK, el sistema Android te mostrará los permisos que solicita. Si ves algo sospechoso, lo mejor es no instalar y buscar una alternativa más fiable.

No te olvides de compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection