Alerta Geek

¿Los Smartphones plegables están condenados al fracaso?

El Samsung Galaxy X, que hace muchos años que se espera, finalmente se presentará a principios de 2018. Muchos otros fabricantes también están preparando sus smartphones plegables, empezando por los gigantes como Huawei, Apple y Microsoft. Desafortunadamente, estos equipos de nueva generación pueden ser una decepción en lugar de una revolución. Aquí está el por qué.

Los smartphones plegables son un sueño desde hace mucho tiempo para muchos consumidores. Descrito por muchas películas de ciencia ficción, los cuadernos completamente flexibles representan el futuro de la telefonía móvil en la imaginación colectiva. En 2018, esta importante innovación está a punto de cobrar vida. Se espera que Samsung presente su Galaxy X plegable en el CES  del 2018, y su competidor chino Huawei también podría revelar un equipo plegable. Existe el rumor de que Apple también está preparando un iPhone flexible, e incluso Microsoft podría unirse a la ola de smartphones plegables.

Desafortunadamente, es probable que estos dispositivos decepcionen a aquellos que esperan descubrir smartphones verdaderamente flexibles, plegables a voluntad hasta el punto de envolverse alrededor de la muñeca. Tomemos como ejemplo a Samsung, que sin duda alguna es el fabricante que probablemente logre lanzar un equipo que se acerca a esta idea. Ciertamente, el gigante surcoreano produce pantallas OLED flexibles e incluso ha introducido un concepto de pantalla que se puede doblar por la mitad, el Samsung Youm. Sin embargo, existen muchos obstáculos antes de la creación de un smartphone completamente plegable.

Un smartphones no es solo una pantalla, y muchos componentes esenciales no se pueden plegar en este momento. Este es particularmente el caso de las baterías. A menos que quiera correr el riesgo de un nuevo fiasco digno del Galaxy Note 7, no parece muy inteligente lanzar un equipo con una batería plegable. Samsung probablemente encontró una alternativa, pero sin duda tuvo que comprometerse de lleno a que no volvería a cometer los mismos errores.

Se puede esperar que el Samsung Galaxy X sea más un producto experimental más que un dispositivo verdaderamente exitoso que pueda revolucionar la industria de los smartphones por sí solo. Además, Samsung no parece convencido de su potencial comercial ya que el Samsung Galaxy X estará limitado en principio a 100.000 copias y reservado para Corea del Sur. Pero incluso si Samsung todavía no puede crear un equipo verdaderamente plegable, la competencia puede ofrecer incluso más dispositivos caricaturescos.

Samsung Galaxy X: La tecnología actual no crea smartphones plegables

Los chinos Oppo y Lenovo también presentaron prototipos de smartphones flexibles, pero estos dispositivos tienen un hueco en el medio de la pantalla, lo que elimina cualquier interés en el concepto. Nadie quiere ver un video en YouTube en una pantalla separada por una barra de metal. A lo largo del año 2018, podemos esperar que muchos creadores de Android utilicen el concepto de “smartphone plegable” como argumento de marketing, como el concepto de pantalla sin bordes en 2017.

Y de la misma manera, la mayoría de estos fabricantes probablemente no dudarán en desviar esta noción a formas totalmente ridículas y superficiales. Este fenómeno ya comenzó con el lanzamiento de Axon M por ZTE. Este “smartphone plegable” es en realidad comparable a una Nintendo 3DS invertida.

Específicamente, el equipo tiene dos pantallas, una de las cuales se puede plegar hacia atrás. Cuando se despliegan ambas pantallas, forman una sola pantalla grande, pero una bisagra las separa. El CEO de Huawei, Richard Yu, admitió que su empresa no puede quitar la bisagra del smartphone plegable.

En el pasado, muchos fabricantes también han intentado crear smartphones plegables, sin éxito. Sony Tablet P, Kyocera Echo o NEC Medias W son equipos que se han olvidado porque la voluntad de sus fabricantes no fue suficiente para hacerlos interesantes para el consumidor. El problema que impedía que estos equipos despegaran en ese momento sigue siendo relevante: la tecnología actual no crea smartphones realmente plegables. Solo podemos esperar que Samsung (u otro fabricante) pueda superar este obstáculo, pero es poco probable que los equipos flexibles sean la revolución del año 2018.

No te olvides compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection

, , ,