Últimas Noticias

OnePlus 5T llegó para remecer el mundo de los Smartphones

Con el OnePlus 5T, el fabricante chino ha lanzado una bomba en el mercado de smartphones. Pantalla sin bordes, potente cámara, potencia, el nuevo juguete que se eleva a los estándares de los modelos de gama alta de los gigantes de la industria. Pero mientras que Samsung y Apple están cobrando un alto precio con equipos de más de 1000 dólares, el OnePlus 5T es dos veces más barato: 540 dólares aproximadamente. ¿Será una prueba de que los precios del iPhone X y Galaxy Note 8 están inflados?

Según un estudio reciente, el precio de compra promedio de los smartphones se ha incrementado en el 2017. La razón de este aumento es bastante simple: los modelos de gama alta que incluyen al iPhone X de Apple y  el Samsung Galaxy Note 8 son mucho más caros. Los últimos líderes del mercado han superado la marca de los 1.000 dólares.

Para justificar tales aranceles, los gigantes del sector presentaron una gran cantidad de nuevas tecnologías: pantallas sin bordes, cámaras más potentes, más potencia, reconocimiento facial, etc. El discurso podría haber pasado por agua tibia en un fuerte invierno, si no hubiera llegado el alborotador OnePlus 5T.

La marca China OnePlus, presentada en una conferencia en Nueva York, tuvo el efecto de una bomba en el mercado. Su predecesor, el OnePlus 5, ya había impresionado seis meses antes al hacer cosquillas a los mejores modelos del mercado para una competencia inmejorable de precios. Sin embargo, algunos elementos dejaron un paso adelante para las marcas ya bien establecidas: por ejemplo, la cámara tenía algunos defectos, la pantalla no tenía lo que llamamos “Sin fronteras”.

Con el OnePlus 5T, la marca ha realizado una sutil actualización que permite que su smartphone cumpla con todos los estándares. El OnePlus 5T es muy potente, su cámara ha sido mejorada, incorpora uno de los sistemas de carga rápida más potentes del mercado y ahora está equipado con una pantalla sin bordes. La cereza del pastel, es el reconocimiento facial y es formidable en las primeras pruebas.

Esta tecnología es suficiente para asustar a los líderes Samsung y Apple con sus equipos de más de 1000 dólares. Porque el OnePlus 5T se vende a mitad de precio. Su precio inicial es de 540 dólares, la versión más potente no supera la barra de 610 dólares aproximadamente. Más allá de ser un competidor serio, OnePlus muestra al mercado que es posible ofrecer un smartphone a la vanguardia de la tecnología sin pedir un mes de sueldo a los consumidores.

OnePlus 5T: ¿Realmente vale la pena un iPhone X o un Galaxy Note 8?

Con tal brecha de precios entre el OnePlus 5T y sus rivales, es legítimo preguntarse dónde está la trampa. En realidad no hay ninguna. Técnicamente, los tres productos valen más o menos lo mismo, el OnePlus 5T es incluso más poderoso que sus competidores en algunos puntos de referencia.

¿La pantalla es peor? Sin duda, sí, pero muy levemente, no lo suficiente como para justificar un precio dos veces más alto. ¿Su diseño es menos exitoso? Esto es una certeza. En cualquier caso, con respecto al Galaxy Note 8, el iPhone X muestra elementos más bien antiestéticos como la corte en la pantalla o la cámara que está fuera del diseño del cuerpo del mismo. El OnePlus 5T tiene cristal, ¿y qué? Después de todo, se ha demostrado docenas de veces que el vidrio es mucho más frágil. ¿El reconocimiento facial es menos exitoso que Face ID? Quizás, pero todavía es muy efectivo.

Si tomamos punto por punto las características del OnePlus 5T rápidamente nos damos cuenta de que es tan bueno como sus competidores. Y cuando parece un poco menos exitoso, solo es muy leve. Sí, Apple tiene un servicio al cliente mucho mejor. Y sí, los de gama alta Apple y Samsung están un paso por encima del nivel OnePlus 5T en pequeños acabados, algunos detalles. Pero, ¿Es suficiente para justificar tal brecha de precios? Todos estos argumentos, los escuchamos. Pero no se han erosionado con el tiempo y OnePlus demuestra que, en última instancia, estas pequeñas diferencias son de poca importancia y que no son esenciales para la experiencia del usuario.

La cuestión de las necesidades

Si hoy el aumento de precios está luchando por pasar, es por dos cosas. Primero, porque cruzamos un umbral simbólico para alcanzar el equivalente de un salario mínimo. Pero también porque los smartphones ya no evolucionan. Estamos el 2017 y usar un smartphone de 2014 sin ninguna preocupación ya que las evoluciones son mínimas. El smartphone ha alcanzado su nivel de madurez desde hace unos años, de ahí el malentendido de muchos consumidores.

El problema finalmente es el siguiente: ¿Necesitamos un smartphone de más de 1000 dólares? La respuesta es no. El OnePlus 5T es la prueba. El último fabricante chino estéticamente bonito, potente, su cámara es superior, tiene una buena duración de la batería, su pantalla es cómoda y es asequible. Entonces, ¿Qué más se necesita para un usuario?

Porque la mercadotecnia de los gigantes de la industria está bien establecida y en funcionamiento (además de esta comercialización debe representar una buena parte del precio final). Hay, por supuesto, nociones de precios psicológicos y puntos de referencia. Nos guste o no, el iPhone sigue siendo el smartphone de referencia para el público en general. Cuando Apple lanza un producto a 1159 dólares, este precio se convierte en el punto de referencia. El público en general piensa que el más caro es el mejor. Cualquier producto que tenga una precio demasiado grande será necesariamente menos bueno. En esta lógica, cuanto menor sea el precio,  será malo el smartphone. Bajo un cierto umbral, es claramente un mal producto para los consumidores.

Ya no es la calidad del producto o la respuesta a las necesidades las que tienen prioridad. El smartphone se ha convertido en un objeto social. Si tengo el último iPhone que cuesta un riñón, lo sé, estoy de moda, tengo lo mejor de lo mejor. Si tengo un Samsung, también funciona. Si tengo un smartphone chino, tendré malas sorpresas. A menudo hacemos un paralelo entre el mercado de smartphones y el mercado de automóviles. El OnePlus 5T sería el equivalente a un Kia, el iPhone X y Galaxy Note 8 sería Ferrari o Porsche. Esto no es del todo cierto. Si tuviéramos que acercarnos a la realidad, el OnePlus 5T sería más un BMW sin opciones, el iPhone X y el Galaxy Note 8 serían modelos con opciones. Pero al precio de un Ferrari.

Entonces, ¿Los precios están inflados o no? Según las cifras de ventas, los modelos de gama alta de Apple y Samsung son los smartphones más vendidos en el mundo. Todos sacarán sus conclusiones.

No te olvides compartir la información para que otras personas también estén informadas – Síguenos en Facebook como Peruconnection