Alerta Geek

Lo que está detrás de las zonas de carga y puntos Wi Fi gratuitos

Todos estaremos de acuerdo con que la batería de nuestros smartphones dura demasiado poco y habrá días de actividad intensa en los que nos quedamos sin batería antes de tiempo. Cuando esto sucede tenemos un problema entre manos, dado que justo la vida se suele poner en nuestra contra y nos quedamos sin batería cuando estamos lejos de un cargador.

Por ello, imitando a la moda del Wi Fi gratis que es muy común en nuestro querido Perú, se han empezado a abrir muchas zonas de carga: sitios con USB donde podemos conectar nuestro teléfono y cargarlo cuando nos quedamos sin batería. Sin embargo, al igual que ocurre con las redes Wi Fi abiertas, no es tan buena idea utilizar estos puntos de recarga por una sencilla razón: No sabes que te espera al otro lado del conector USB.

NO cargues tu teléfono con los USB de la calle

Parece una idea genial el poder cargar nuestro teléfono mientras vamos a la clínica, centro comercial o transportándonos algún lugar, esperando al bus en el paradero o tomando un café en algún restaurante, pero no lo es. En realidad la teoría es buena, poner cargadores en tu negocio atraerá a más gente y los clientes habituales te lo agradecerán, pero nunca puedes asegurar que hay detrás de ese puerto USB.

Es comparable a conectar una memoria que te has encontrado por la calle a tu computadora y no sabes que te vas a encontrar, lo más probable es que termines con algún virus en tu computadora. El truco en este caso es que el USB no sólo sirve para cargar, también sirve para transferir datos o mandar comandos por ADB y cualquier persona con los mínimos conocimientos en software podría aprovechar ese descuido a su favor.

Cualquiera podría colocar una “caja falsa” USB en la calle, que al conectar nuestro teléfono con un cable USB convencional, intente extraer todos los datos posibles, mandar comandos por ADB para ganar el control del dispositivo o incluso explote vulnerabilidades de nuestro smartphone.

Es cierto que se puede evitar usando cables “tontos” (que no permitan el intercambio de datos, sólo carga) y asegurándonos de que nuestro equipo se queda en modo de sólo carga, pero es mejor prevenir que lamentar. Si puedes cargarlo en un enchufe con tu propio cargador, mejor.

Otros peligros de las calles para tu teléfono

Pero los USB extraños en la calle no son el único peligro tecnológico que nos encontramos por la calle, existen otros tantos que pueden poner nuestros dispositivos en peligro, como los que mencionamos líneas abajo:

Redes Wi-Fi abiertas

Las redes Wi-Fi abiertas pueden ser muy prácticas cuando no tenemos datos en nuestro plan de telefonía, pero el hecho de que cualquiera se puede conectar a ellas abre la puerta a que alguna persona se conecte y empiece a atacar a los usuarios. Este proceso se llama Man-in-the-Middle y aunque se puede evitar usando HTTPS y VPN, es recomendable evitar estas redes Wi Fi, aunque pertenezcan a un restaurante o a una empresa famosa.

Por otra parte, las llamadas por redes Wi-Fi que van un paso más allá, están abiertas con la única intención de que la gente entre y navegue por Internet, de tal forma que el “dueño” de la red pueda recopilar los datos de estos usuarios conectados. Estas redes son una trampa para usuarios descuidados.

Por lo pronto recomendamos no usar los USB de carga en las calles o en lugares privados y tampoco las redes Wi-Fi gratuitas sin previa medida de seguridad, las cuales hemos comentado líneas arriba. En un mundo donde nuestros smartphones dejaron de ser un simple teléfono y se convirtieron en una extensión de nuestra vida, los datos que nos pueden substraer pueden ser muy perjudiciales.

Síguenos en Facebook como Peruconnection