Alerta Geek

Spotify empezó con el baneo masivo de cuentas premium hackeadas a nivel mundial

Una estrategia necesaria previo a su lanzamiento en la Bolsa de Nueva York, es limpiar su base de cuentas “premium” trucadas, específicamente las que usan un software modificado que elimina ciertas restricciones de las cuentas gratuitas. Solo era cuestión de tiempo para que el rey de la música por streaming ponga manos a la obra y empiece a vanear cuentas.

En los últimos días, se ha enviado miles de correos informando a los usuarios de estas cuentas diciendo que se ha “detectado una actividad anormal en la aplicación” y que se va proceder a la desactivación de la cuenta involucrada. Solo se trata de una desactivación estratégicamente planificada, ya que han podido haber borrado las cuentas implicadas, pero no lo hicieron. Dando la opción a que desinstalen el software ilícito y descargar la aplicación oficial de Spotify.

Si lo vemos desde el plano estratégico lo antes mencionado, la mayoría de estos usuarios les cuesta pagar una suscripción premium no siempre por el hecho de falta de dinero, sino por la mala costumbre de no pagar por un servicio online o aplicación. Hago un paréntesis para hablar ahora como autor, miembro y/o jefe de un proyecto de desarrollo software; todo lo que ves por medio de una computadora requirió un gran esfuerzo de ingenieros de software, años de estudio y muchas horas de dedicación. No valorar este trabajo es sencillamente una falta de respeto al conocimiento del proceso de creación de los mismos.

Claro, ahora no digo que hay que pagar para todo, por supuesto que no, pero sí, si lo usamos diaria o regularmente y sobre todo si se trata de un servicio.

Volviendo al tema, alrededor de 88 millones de cuentas están registradas como versión gratuita de Spotify, donde la empresa gana por publicidad que impone moderadamente (considerando que puede ser aún más molesta, por todo lo que ofrece). Sin embargo, muchos sitios de descargas de archivos y otras webs, ofrecen una instalación de Spotify modificadas que permite a las cuentas gratuitas actúen con más privilegios no permitidos para su versión. Todo lo que hace es crear una cuenta gratuita y luego descargar la versión modificada de Spotify y te pide que introduzcas tus credenciales recién creadas. Este truco no cambia las cuentas de libre a premium (por ejemplo, que no proporciona acceso a streaming de mayor calidad), pero permite alguna características Premium como omisiones ilimitadas.

Spotify cuenta con 159 millones de usuarios en todo el mundo, y 71 millones de esas cuentas son pagadas por suscriptores premium, pero aún así ha tenido problemas para obtener una ganancia acorde a los servicios que brinda y a lo que se proyecta anualmente.

No te olvides compartir la información – Síguenos en Facebook como Peruconnection