Últimas Noticias

Kaspersky: Dicen que el antivirus ruso es un malware

Kaspersky ahora se ha convertido en un personaje no grato, incluso en la Unión Europea. El 13 de junio, el Parlamento Europeo votó una moción no vinculante que pretende deshacerse de las soluciones maliciosas y presenta el antivirus ruso como “malicioso” sin proporcionar ninguna prueba. La moción en realidad requería una auditoría detallada del software, los servicios informáticos y el equipo de comunicaciones que aún no se ha llevado a cabo, pero cita inmediatamente a Kaspersky. Además, los eurodiputados se preguntan si la cuestión de la ciberdelincuencia es competencia de los Estados miembros o si podría ser una competencia de la Unión Europea para luchar contra las amenazas de forma más eficaz.

El antivirus Kaspersky ahora también está siendo criticado por los eurodiputados. En el texto de una moción sobre cibercrimen aprobada el 13 de junio de este 2018, el Parlamento cita a Kaspersky como un software “reconocido como malicioso”. Sin embargo, esta es una moción que exige, entre otras cosas, iniciar una importante auditoría de “software, computadoras, equipos de comunicaciones e infraestructura utilizada por las instituciones de la UE para excluir programas y dispositivos potencialmente peligrosos”. Kaspersky nunca ha sido oficialmente designado como tal en el continente. Estados Unidos ha dado el paso y ahora prohíbe a sus administraciones utilizar la solución de antivirus de Kaspersky. Pero hasta ahora no han presentado evidencia irrefutable.

Kaspersky es un software malicioso según el Parlamento Europeo

La firma ha sido acusada durante varios años de desempeñar un papel en el espionaje ruso. Para seguir pudiendo vender sus productos en el extranjero, la empresa intenta salir de las fronteras rusas e instalar oficinas en Suiza. Pero la imagen de la empresa sigue siendo muy afectada. El texto en el que votaron los parlamentarios insta a las instituciones de la UE a aprovechar el delito cibernético, y tal vez a hacer de este tema una competencia supranacional, mientras que sigue siendo en gran parte una prerrogativa de los Estados miembros. Incluso si es más bien una base de trabajo, y la acusación no se basa en pruebas irrefutables, el hecho de que Kaspersky sea mencionado por su nombre refuerza la idea de que no es un actor de confianza.

Antes de la aprobación de la moción, el gobierno holandés anunció su intención de dejar de utilizar las soluciones de Kaspersky en sus administraciones. Unos meses antes, algunos países indicaron que no lo usarían más. Este texto podría llevar a otros estados a ir más allá para prohibir Kaspersky. La reacción de Eugene Kaspersky no tardó en llegar:

“La decisión del Parlamento Europeo alienta el cibercrimen en Europa. No quiero hacer nada para alentar una mayor balcanización de internet, pero creo que la decisión tomada en Europa no me deja más remedio que tomar una acción definitiva. Hemos demostrado una y otra vez que revelamos amenazas cibernéticas independientemente de su origen o perpetrador, incluso en nuestro propio perjuicio. Es un golpe duro para la batalla contra las amenazas cibernéticas, pero seguimos siendo fieles a nuestra misión: salvar al mundo del delito cibernético”.

A raíz de esto, Kaspersky “tomó la difícil decisión de suspender temporalmente sus numerosas colaboraciones europeas en la lucha contra el delito cibernético, incluso con Europol”. Y enfatiza que aunque la moción no es vinculante, se basa en “declaraciones falsas”.

No te olvides compartir la información – Síguenos en Facebook como Peruconnection