Últimas Noticias

Después de Huawei, Estados Unidos considera banear a Honor a pesar de su independencia

Según los informes, los Departamentos de Estado, Comercio, Energía y el Pentágono están discutiendo si Honor figura en la lista de entidades con las que las empresas estadounidenses difícilmente podrían hacer negocios. Esto recuerda el baneo que aún afecta al antiguo propietario de Honor, a saber, Huawei.

Poco después de asumir el cargo, la administración de Biden aclaró rápidamente sus intenciones con respecto a Huawei y el embargo a la compañía china, y decidió mantener la soga apretada. Con las consecuencias que conocemos en las ventas de smartphones de la empresa china. Bueno, todo indica que Honor podría seguir el mismo camino.

¿Honor tiene riesgo de ser baneado?

Honor había tomado su independencia de Huawei para poder recuperar la Play Store y las aplicaciones de Google y así recuperar su margen de acción, sin dificultades. Pero según un informe del Washington Post, las principales agencias de seguridad estadounidenses están debatiendo si colocar a Honor en la lista negra.

Concretamente, estas discusiones tienen como objetivo decidir si Honor se incluirá o no en una lista negra del Departamento de Comercio. Si se agrega la empresa a esta lista, las exportaciones de tecnología estadounidense a ella (pensamos en los servicios de Google, por ejemplo) quedan prohibidas sin una licencia especial.

¿Honor posiblemente en la lista negra de EE.UU?

Por ahora, Honor aún no está oficialmente en problemas, ya que las cuatro agencias alrededor de la mesa no pudieron llegar a un acuerdo. Tanto al Pentágono como al Departamento de Energía les hubiera gustado que Honor estuviera en la lista negra. Debemos tener en cuenta que los Departamentos de Comercio y el Departamento de Estado no lo quieren.

También te puede interesar:  Windows 11 es oficial y trae el radical rediseño que todos esperábamos

Según el Washington Post, ante el estancamiento de las discusiones, «el asunto ha sido apelado al nivel de representantes políticos de las cuatro agencias», escribe el diario. Si este último no está de acuerdo nuevamente, podría ser el presidente Biden quien decida directamente el tema.

Debemos recordar que las autoridades estadounidenses justificaron el baneo contra Huawei argumentando que la empresa representa una amenaza para la seguridad de sus ciudadanos. Se ha destacado su papel preponderante en las infraestructuras de red y, en particular, en el 5G. Estados Unidos cree que la empresa podría utilizar su infraestructura con fines de espionaje en nombre de China.

Vender a Honor, ¿Un escape?

Por otra parte, una declaración de la portavoz del Departamento de Comercio, que inició las discusiones, parece conducir a consideraciones similares para Honor. Brittany Caplin dijo:

Seguimos comprometidos con el uso de una gama completa de herramientas, incluidos los controles de exportación, para desalentar los esfuerzos de China [República Popular de China] y otros países que buscan aprovechar la tecnología de formas que dañen la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de los Estados Unidos.

Además, una docena de legisladores republicanos escribieron directamente a la secretaria de Estado de Comercio, Gina Raimondo, instándola a incluir a Honor en esta notoria lista negra. Los firmantes dijeron, entre otras cosas, que la venta de Honor de Huawei equivale a una «evasión de los controles de exportación».

Resumiendo sus argumentos, los senadores republicanos creen que las preocupaciones que llevaron a la prohibición de Huawei deberían continuar en Honor, ya que la compañía está respaldada por el estado chino. También consideran que el hecho de que Honor sea una estructura más pequeña la hace más «discreta» y que eso sería un deseo de «frustrar las sanciones de Estados Unidos».

También te puede interesar:  Xiaomi admite que las pantallas de sus Redmi Note 10 tienen problemas

Una luz al final del túnel 

El responsable de la rama de tecnología de la consultora Eurasia Group, Paul Triolo, por su parte, guarda los ánimos con el Washington Post. «Es bastante difícil demostrar que la fabricación de smartphones por parte de Honor representa una amenaza para la seguridad nacional», dijo.

Un último elemento podría jugar en la balanza a favor del grupo chino. Desde su independencia, Honor ha tratado directamente con Qualcomm, una empresa estadounidense, que le suministra chips para sus últimos teléfonos. Excluir a Honor podría ser contraproducente para un líder de la industria de EE. UU., Aunque los volúmenes de ventas de Honor probablemente aún no sean suficientes para ser verdaderamente críticos.

 

¡Únete a nuestro grupo exclusivo  en Telegram!

  Unirme a Telegram

 

,